SANGRADOS DURANTE EL EMBARAZO

Es bastante común algún sangrado durante el embarazo y es no implica necesariamente un problema importante. Sin embargo es necesario acudir al ginecólogo tan pronto se note la presencia, para tratar así de valorar los motivos y descartar que se trate de algo que pueda afectar al embarazo.

Sangrados durante el embarazo.jpg

Pérdidas ligeras de sangre de color rosa oscuro, rojo o medio pardusco pueden ser normales y deberse a las alteraciones que ocurren en el cuerpo de la mujer durante el embarazo. Aunque, también pueden deberse a causas preocupantes como por ejemplo un aborto espontáneo o un embarazo fuera del útero, sobre todo si la sangre es de color rojo vivo.

 

Las causas del sangrado durante el embarazo pueden ser: 

 

  • Sangrado de escape

  • Embarazo ectópico

  • Desprendimiento ovular

  • Desprendimiento de la placenta

  • Placenta previa

  • Aborto espontáneo

  • Infección uterina

 

Al ser posible que lo causen diferentes problemas, no es fácil determinar a cuál de ellas se debe, por lo más conveniente es acudir al ginecólogo lo antes posible. De este modo el profesional hará las pruebas necesarias para determinar a que se debe y así poder tratarlo si es necesario.

Las posibles causas de sangrado pueden variar de acuerdo con el período del embarazo, pudiendo ser:

 

Primer trimestre

 

El sangrado en el primer trimestre del embarazo es común en los primeros 15 días después de la fecundación y en este caso, el sangrado es rosado y dura alrededor de 2 días, provocando cólicos iguales a los de la menstruación. 

Este puede ser el primer síntoma que indica embarazo en algunas mujeres, siendo importante confirmarlo realizando la prueba de embarazo.

 

A pesar de que el sangrado puede ser normal en este período, en caso sea intenso, de color rojo vivo o acompañado de náuseas y cólicos, puede indicar un aborto espontáneo o un embarazo ectópico, que es el embarazo fuera del útero. 

 

Durante los primeros 3 meses de embarazo la mujer también pueden presentar flujo de color oscuro tipo borra de café y  al no estar relacionada con el ciclo menstrual, puede aparecer cualquier día. En este caso, puede tratarse de un desprendimiento ovular que puede causar aborto. 

 

 

Segundo trimestre

 

El segundo trimestre del embarazo va desde el 4º y el 6º mes de embarazo, que comienza en la 13ª semana y termina en la 24ª semana de embarazo.  

 

A partir de los 3 meses, el sangrado en el embarazo no es común y puede indicar que hubo desprendimiento de la placenta, aborto espontáneo, placenta previa, infección del cuello uterino o una herida en el útero causado por el contacto íntimo.

Se recomienda que la embarazada acuda lo más rápido posible al obstetra o urgencias del hospital. 

 

Sangrados preocupantes, generalmente, están acompañados de otras señales de alerta como dolor abdominal, fiebre o disminución de los movimientos fetales.

 

Tercer trimestre

 

Cuando el sangrado ocurre después de las 24 semanas de embarazo, ya puede indicar señales de trabajo de parto, a pesar de que también puede indicar algunos problemas. 

 

Algunas situaciones pueden ser placenta previa o desprendimiento de la placenta. Además de esto, algunas mujeres también pueden presentar un pequeño sangrado al final del embarazo debido al trabajo de parto, salida del tampón mucoso y a la ruptura de las membranas que, normalmente, está acompañado por contracciones irregulares que indican que el bebé irá a nacer en breve.

 

La embarazada debe acudir inmediatamente a urgencias hospitalarias y avisar al obstetra que la sigue. 

 

En estos últimos 3 meses, es frecuente que la mujer presente sangrado después del contacto íntimo, una vez que el canal de parto se vuelve más sensible, sangrando con facilidad.

En este caso hay que acudir al hospital si el sangrado continúa durante más de 1 hora.