El aumento de las cesáreas, hace que cada vez sea más frecuente que pacientes jóvenes tengan sangrado postmenstrual.

 

El istmocele consiste en una cicatrización defectuosa tras la apertura quirúrgica del útero. Sucede en muchas ocasiones tras una cesárea, que en la sutura quirúrgica del interior del útero aparece una pseudo bolsa en la que la sangre menstrual tiende a estancarse.

 

Algunos estudios han cuantificado que aparece tras una primera cesárea en el 60% de los casos, y tras tres cesáreas en el 100%.

Istmocele en Vigo - Gabriela Bravo - Dia

Síntomas

No todos los istmoceles presentan sintomatología clínica, pero la más frecuente es:

  • Sangrado uterino anormal postmenstrual ( Síntoma más frecuente), las pérdidas se deben al hecho de que la sangre menstrual se recoge en una especie de bolsa que se forma debido a la pérdida de tejido endometrial y se libera gradualmente. A menudo, la sangre sale al realizar ejercicio o tener relaciones sexuales.

  • Dispareunia ( dolor en las relaciones)

  • Dismenorrea ( dolor en la menstruación)

  • Dolor pélvico crónico

  • Dolor abdominal

  • Esterilidad secundaria, la persistencia de flujo menstrual a nivel cervical puede influir negativamente sobre el moco cervical, interfiriendo en la calidad del semen y dificultando el paso de los espermatozoides. El flujo menstrual retenido puede también ocupar la cavidad intrauterina creando un mal ambiente endometrial y dificultando la probabilidad de que el embrión pueda implantarse.

Problemas que causa

 

  • Esterilidad o infertilidad secundaria

  • Interferencia en la implantación

 

Diagnóstico

 

El diagnóstico es clínico y se realiza mediante ecografía endovaginal e histeroscopia.

La histeroscopia es la técnica estrella para el diagnóstico, ya muestra el defecto de forma directa, así como su gravedad y permite decidir si se debe utilizar para su corrección técnica  de resección histeroscópica o laparoscópica.

 

Tratamiento

 

El tratamiento del istmocele es quirúrgico en casos con sintomatología clínica o en casos de infertilidad sin otra causa conocida.

Si se realiza mediante una resectoscopia histeroscópica se reduce el defecto de la pseudobolsa y se coagula el lecho quirúrgico para su cierre.

Cuando el defecto es muy amplio y profundo y no es posible solucionarlo por histeroscopia, se realiza por vía laparoscopia, realizando la sutura de dicho defecto.

Tras realizar la técnica se logra el embarazo de forma natural en la mayoría de los casos a los pocos meses de la cirugía.

La resolución quirúrgica del istmocele soluciona  los cuadros de metrorragia postmenstrual, desapareciendo o disminuyendo en la inmensa mayoría de las pacientes