LABIOPLASTIA - CIRUGÍA DE CORRECCIÓN DE LABIOS MENORES

El tamaño de los labios menores en algunas mujeres puede ser tan marcado, que no solamente produzca molestias locales como, mayor irritación, incomodidad al vestirse, al hacer ejercicio, al sentarse o para realizar su higiene personal, sino que puede entorpecer seriamente las relaciones sexuales. 

cirugia-intima.jpg

Esto último se debe a que ocasiones este excesivo tamaño hace que la mujer se siente cohibida con su pareja al tener que mostrarle algo que ella considera que no es atractivo desde el punto de vista estético y también debido a las molestias que se pueden producir durante la penetración. Sin embargo los problemas no siempre están en relación al tamaño de los labios y por esto se debe diferenciar cada caso.

Esta alteración anatómica se puede corregir con la reducción de los labios menores y al hacerlos simétricos y con un aspecto más acorde con la imagen que desea de ellos la mujer.

La cirugía vaginal es un procedimiento quirúrgico que afecta a la sexualidad de la mujer y que por lo tanto, no se trata de una simple cirugía estética, por lo que requiere que lo haga un profesional con verdadera formación y experiencia para evaluar las implicaciones en cada caso.

Se llama labioplastia a la corrección de los labios menores de la vulva. En ella se elimina el exceso de tejido motivado por hipertrofia o por agrandamiento causado por otros motivos.

Parece haber un consenso a la hora de considerar como hipertrofia de labios menores, cuando estos tienen una medida de más de 2 cm en su eje trasversal. Aunque esto en muchos de los casos no es lo que hace necesaria la realización de la cirugía, sino la necesidad estética de la

mujer, motivada por el deseo de tener una vulva acorde a sus gustos. En algunas ocasiones incluso sienten vergüenza de que su pareja vea esa parte de su cuerpo.

 

La normalidad estética está determinada por los gustos imperantes en el momento.

El hecho de que lo que la mujer considere una anormalidad, la haga sentir incomoda o avergonzada, puede ser un motivo suficiente para realizar la cirugía. Sin embargo soy partidaria siempre de una larga conversación en la que hago ver todos los pros y contras y trato de buscar otras opciones. Se debe esto que es una zona muy complicada por la gran cantidad de terminaciones nerviosas que alberga y puede llevar a problemas posteriores.

 

Sin embargo unos labios menores grandes, suelen provocar una serie de síntomas asociados que son muchas veces determinantes en la toma de la decisión.

  • Pueden provocar molestias al hacer ejercicio, sequedad e irritación por roce con la ropa interior  al sobresalir mucho por fuera de los mayores.

  • Algunas mujeres sienten molestias al ponerse un tampoco o copa menstrual.

  • Durante las relaciones sexuales, los labios menores se meten en la vagina y le producen dolor y vergüenza ante su pareja.

  • En algunas ocasiones el problema llega hasta el punto de que la mujer evita usar bañador, por miedo a que se evidencie su problema.

 

Es muy importante que el cirujano después de la exploración y valoración de las circunstancias físicas de los labios, tenga muy en cuenta los problemas que causan a la paciente. Tratando siempre se asegurarse de que no hay una solución menos agresiva y mejor por tanto.

 

La paciente debe ser informada siempre, de todas las posibilidades existentes e incluso tratar de que valore con calma y sin prisas todas las alternativas.

En muchas ocasiones, la mujer desea realizarse la cirugía, sin tener en cuenta que es una operación importante y de que en realidad los inconvenientes que sufre son relativamente aceptables y no justifican el paso por un quirófano.

Un buen profesional trata siempre de que el paciente tome sus decisiones ,después de estar muy bien informado y de explicarle con detalle todas las posibles complicaciones.

 

 

Diferentes tipos de labios