DIAGNÓSTICO PRENATAL

Un diagnóstico prenatal temprano es de suma importancia ya que nos permite identificar o descartar la presencia de posibles malformaciones y alteraciones genéticas en el feto con el objeto de asesorar a los padres en caso de identificar alguna de ellas.

herpes-genital-autismo.jpg

De este modo, el diagnóstico prenatal nos permite explicarles cuál es el mejor lugar donde debe nacer el bebé en caso de que surjan problemas así como aconsejarles sobre la legislación vigente en caso de que se identifiquen anomalías graves.

El médico es consultado a menudo, sobre la posibilidad de dar a luz un hijo afecto de una enfermedad congénita y las posibilidades que la medicina puede ofrecer para evitarlo. Los avances de los últimos 40 años en genética y la ecografía han permitido adentrarnos en el conocimiento de la fisiología, patología y comportamiento fetal.

Hay que destacar que con el diagnóstico prenatal no solo se ven los órganos del feto, también buscamos marcadores de riesgo para establecer probabilidades de que la madre desarrolle enfermedades graves en el embarazo como la hipertensión y preeclampsia o de que el bebé pueda crecer menos de lo esperado. También estos marcadores nos orientan sobre el tipo de seguimiento que se debe realizar durante el embarazo.

Este tipo de pruebas se basan en análisis de sangre, ecografía y doppler, un tipo de ecografía que estudia los vasos sanguíneos. En cada trimestre se pueden detectar distintos problemas que pueden afectar al embarazo.